“Esta administración nunca tuvo un plan para Chivilcoy”

0
164

El Concejal por el Frente de Todos Gustavo Bruno dialogó con este medio de la actualidad de nuestra ciudad, de su posible precandidatura y manifestó distintas apreciaciones al respecto.

 

Gustavo ¿vas a ser precandidato a Intendente?

El Frente Renovador, espacio al que nosotros pertenecemos y que está dentro del Frente de Todos tiene un proyecto político para Chivilcoy. Esta propuesta la vamos a ir presentando a la comunidad en los próximos meses. Está claro que me entusiasma este proyecto, lo que se puede hacer por Chivilcoy, tengo intenciones de ser precandidato, pero no es una decisión absolutamente mía, sino que va a tomar el espacio dependiendo de las circunstancias que se vayan dando desde lo político. El Frente de Todos seguramente va a tener una propuesta que debe ser por lo menos atractiva.

Desde el Frente Renovador, que insisto forma parte del FDT creemos que Chivilcoy tiene que tener un nuevo modelo de gestión, porque sigue funcionando con un modelo de administración municipal que ya caducó y las pruebas las tenemos todos los días en las cuestiones cotidianas.

 

¿Cómo ves el sistema de salud de nuestra ciudad?

Básicamente en la Salud tenemos un sistema sanitario que está colapsado, que no da respuesta, que tiene a los trabajadores y trabajadoras agotados, que vienen arrastrando el trabajo que hicieron durante la Pandemia y se suma a eso la poca capacidad de respuesta que tienen las clínicas privadas. Hoy tenemos dos clínicas que están funcionando y una de ellas está con serias dificultades para por lo menos cubrir los servicios de asistencia básica, entonces toda esa demanda de una población que creció en los últimos 20 años recae sobre el Hospital Municipal.

Sigue funcionando de la misma manera, con el mismo método, sin orden, sin reordenar la gestión, con una primera barrera de atención, que son los centros de atención primaria que está prácticamennte desmantelada. Entonces ante esta situación entendemos que hay que empezar de vuelta con un nuevo modelo de gestión pensando en una ciudad que creció desde el punto de vista demográfico, que estamos lejos del desarrollo pero que este crecimiento poblacional, anárquico, desigual que esta viviendo la ciudad necesita repensar Chivilcoy, de otra manera para que los servicios básicos estén cubiertos.

 

¿Cómo percibís el tema de la seguridad?

El tema seguridad está hoy y hace un tiempo en el tapete por la cantidad de delitos que son menores y que quizás quienes están interiorizados en seguridad no le dan demasiada importancia. Y a la gente le interesa, le importa que le roben la bicicleta o su casa, que le roben lo mínimo. También hay que pensar un modelo de seguridad nuevo porque hubo cambios en los últimos 20 años. Hago referencia a los últimos 20 años porque el último modelo de administración que se planificó de alguna manera fue aquel comenzó a principios del año 2000 y durante esa década, cuando hubo una planificación, un ordenamiento. Pero ese Chivilcoy no vuelve más, porque el crecimiento que tuvo no fue acompañado de un desarrollo acorde. Tampoco el país es el mismo, en el que se bajaban recursos. Tenemos que enfrentar una nueva realidad que es una situación nacional económica y social muy compleja.

 

¿Cuál te parece sería el camino para encontrar una nueva forma de gestionar?

Para ello hay que hacer una gran convocatoria, por supuesto a todos aquellos que estén interesados en participar y que crean que pueden ofrecer una alternativa ya sea desde la parte productiva o comercial o desde lo sanitario o de la seguridad, de la parte educativa o desde lo medioambiental. Tenemos que empezar a considerar estos puntos como fundamentales si queremos tener una ciudad que se empiece a desarrollar.

 

¿Pensás que hay políticas en ese sentido?

Esto se discutió en el concejo deliberante en la ultima parte del año con lo que fue el Código de zonificación y quedó claramente demostrado que no hay planificación. Para planificar, como en todo, primero tenés que tener un diagnóstico de la situacin para después elaborar un plan, ejecutarlo y medir resultados. Cuando no podés medir resultados no sabés si te fue bien o mal. Esta administración que ya lleva siete años nunca tuvo un plan para Chivilcoy, de hecho no tiene una secretaría de planificación. Le estamos pidiendo que cree una secretaría de planificación, una externa a lo que es el gabinete que esté conformada por especialistas, por profesionales que no tengan vinculación política ni administrativa con el municipio. Que sea un grupo de asesoría permanente para planificar y traer lo que todos los días nosotros recogemos en la calle, de los vecinos.

 

¿Cuál es la opción a esta falta de planificación que planteás?

En los próximos meses vamos a ir presentando algunas cuestiones que tienen que ver con el proyecto político. Me parece que es momento de hacer un cambio. Lo que mucha gente con la que uno tiene contacto reclama es que se haga algo más, algo diferente. Ojalá esto se pueda plasmar en un proyecto político que sea atractivo para la población porque nosotros más que actores políticos tenemos que ofrecer un proyecto político que sea atractivo. Después quien lo lleve adelante es un dato menor.

Lo importante es que el proyecto sea atractivo y viable y que implique el desarrollo, lo productivo, cómo articular con el campo, con la agroindustria, cómo hacer que el estado acerque políticas locales que faciliten el desarrollo. Somos una zona agroindustrial muy importante, estamos en un corredor comercial muy importante. El estado municipal no ha estado presente en estos siete años, al lado de los que producen o acompañándolos, al igual que con el comercio. Muchos se vieron afectados por el aumento de tasas, por la pandemia y no recibieron políticas activas para reactivar lo comercial y yo creo que todo esto hay que discutirlo en una mesa entre todos, con una participación amplia y los que tienen la voluntad y la intención de participar en un proyecto político tienen que compartirla. Hay que sentarse a debatir, dejar egos de lado y si a alguien le interesa participar nosotros tenemos las puertas abiertas para conversar, para discutir. El Frente Renovador es un espacio que no discrimina en cuanto a la procedencia ni en cuanto los antecedentes de cada uno. Lo que nosotros medimos son las buenas intenciones, en ese sentido creo que estamos creciendo, estamos construyendo un espacio político con mucho volumen.

 

¿Las puertas de la Intendencia están abiertas para el diálogo?

Una cosa es lo que se dice… Yo creo que el Intendente cuando dice que las puertas están abiertas yo creo que sí, las puertas están abiertas, uno puede sentarse a dialogar con él. De ahí a que los proyectos salgan hay un abismo. Y lo mismo pasa en el Concejo Deliberante. Nosotros, la oposición, no solo el FDT, podemos presentar un proyecto y si al ejecutivo no le cierra, ese proyecto no va a pasar. Y después también hay una suerte de… no sé como decirlo, pero hay bloques que acompañan las decisiones del oficialismo en temas que son importantes y eso también hace que muchas cosas no se puedan discutir en el Concejo, muchas cosas no puedan salir a la luz y tenemos que recurrir a ustedes para contar qué es lo que se propone y qué es lo que no pasa.

En un momento por un tema de ordenamiento del tránsito, todos sabemos cómo está el tránsito en Chivilcoy, se propuso que en la primera circunvalación se pinte una doble franja amarilla en la línea central para dividir los carriles. La respuesta de los concejales oficialistas fue que la pintura asfáltica costaba mucho y que no había presupuesto para comprarla. Por eso no están pintadas las sendas peatonales, no están pintadas las bicisendas, no se avanzó con el sistema de bicisendas como se había planificado. Entonces la pregunta que te surge es: con 7 mil millones de pesos que se presupuestó este año, si no tienen para comprar pintura asfáltica ¿en qué se utilizó el recurso? Entonces que el argumento sea que la pintura es cara… y… te hace mucho ruido. Como eso, muchos otros proyectos.

Creo que hay que terminar con este discurso de, por un lado te invito a venir y por otro te corro. Esto ha pasado en los últimos días también con algunos dichos del Intendente. Me parece que esa etapa se terminó, que es un final de época. Que no se puede conducir de esa manera, apretando a la gente, corriéndola, intimidándola, acusándola con adjetivos, descalificando porque no hacen lo que parece que tienen que hacer.

Conducir en democracia se trata de otra cosa, de dialogar y aceptar. Uno tiene que aceptar que a veces no está en lo correcto, que se puede equivocar. A mi me pasa en mi profesión permanentemente, tengo que consultar a otros especialistas porque hay otras especialidades que no son lo mío, entonces yo no me puedo quedar con lo que a mí me parece, porque si hago eso y me equivoco seguramente voy a perjudicar a una persona. Esto es igual. Me parece que esto hay que manejarlo de la misma manera: consultando, llamando a gente que sabe, a especialistas en cada área y de esa manera ayudar a planificar.

¿Qué opinás de lo que pasó con el Auto Club?

A mi me parece que si tenés que salir a aclarar, la cosa no está bien. No hay nada que aclarar. Y, por otro lado, los logros de las instituciones que forman parte de la comunidad, de alguna manera, directa o indirectamente, son logros de alguna gestión municipal, entonces uno no tiene que sentirse afectado porque determinada institución logró o consiguió y no hizo el besamano correspondiente. A mi entender, a esta altura de nuestras vidas, y como estamos viendo que sucede con el autoritarismo, con el avance de las derechas, tenemos que reivindicar cada vez más la democracia y el diálogo y el reconocer que otros también pueden lograr cosas y no por eso tienen que pasar obligatoriamente por este brete de que tenés que agradecer a tal o cual porque si no hay una ofensa. Hay una especie de guardar silencio sobre algunas cosas para que no me castiguen, para que no me marquen, para después no tener alguna sanción. Esto ha pasado en muchas áreas. Hay que terminar con esto.

Hoy Chivilcoy necesita otra gestión. La gestión actual está por un camino que la ciudad no necesita. Necesita una gestión que pueda sentar a los empresarios a la mesa, necesita una secretaría de planificación como corresponde, que el modelo sanitario se replantee, que se vuelva a poner en funcionamiento la Atención primaria de la Salud, las especialidades correspondientes, con ambulancias en distintos puntos de la ciudad. Tiene que estar presente el Estado, juntarse con los vecinos, ver cuáles son las necesidades, ver cuáles son las factibilidades de hacer cosas que tiene el gobierno y ponerse de acuerdo para ir desarrollando algunas tareas. No funciona más esto de te atiendo y después no prospera. Como oposición el desafío es ofrecer una alternativa que tiene que ver con el desarrollo para Chivilcoy, apuntado fundamentalmente al desarrollo local, porque entendemos que la cosa nace desde las ciudades para arriba, no al revés. Si vamos a esperar que nos bajen desde Nación o Provincia el modo en que nos tenemos que desarrollar, estamos listos. Chivilcoy tiene actores políticos de mucho valor en las distintas agrupaciones, aunque a veces no compartimos algunas ideas, pero yo valoro el compromiso de estar, de proponer, de ofrecer una alternativa. De acá a los próximos meses se van a ir delineando las distintas propuestas, yo pretendo ser precandidato pero soy orgánico y pertenezco al espacio, así que si me toca o no me toca lo decidirá el espacio y yo haré lo que se decida.