La artista Lula Cornejo representará esta noche a Chivilcoy en Chascomús

0
320

María Luján Cornejo o simplemente Lula Cornejo, como la llaman, participará esta noche en Chascomús de una actividad dentro del Programa Puentes Culturales, en la que realizará pintura en vivo y estará representando a nuestra ciudad.

Lula es una potente artista plástica que reside en Chivilcoy y que recorre con gran éxito los museos tanto de la Ciudad como de la Provincia de Buenos Aires, presentando sus obras y participando en numerosas actividades. Pero Lula no es una artista cualquiera, sino una que aprendió a romper ciertas barreras vinculadas a su discapacidad mediante la pintura como forma de expresión.

Explica que el arte plástico para ella resulta una herramienta vital y le brinda un espacio de acción personal que la ayudó enormemente a nivel expresivo, pero también a nivel terapéutico para sobrellevar miedos y dificultades y a atender sus posibilidades como nunca antes.

Cuenta que la pandemia, como a otras personas le sirvió para “reflexionar y redescubrir quehaceres” y al tomar clases remotas con una profesora de artes plásticas “encontré mi pasión por la pintura y distintas técnicas que pongo a través de la tela. Cuando hago las obras me libero, expreso mis emociones, puedo bailar, puedo expresar mis sentimientos, reírme, hablar, puedo hacer un montón de cosas que no puedo hacerlas en tierra firme”, agrega.

Su mamá, Gabriela, acompaña a Lula en el desarrollo de sus actividades y cuenta que “La primera exposición la hizo convocada por un colectivo de artistas de la UBA al Centro Cultural Sábato, en la Facultad de Ciencias Económicas” aunque la primera exposición individual de obras suyas fue en el Museo Evita de Los Toldos, en la que fuera la casa natal de Eva Perón. “Fue un llamado bastante inesperado” explica Gabriela y destaca “el gesto de apertura del Museo, de abrirse a la comunidad para que sea aprovechado culturalmente. Ahí tuvo su primer muestra grande y a partir de entonces participó de varias exposiciones”.

Paralelamente, está participando de la muestra Lunática, junto a otros artistas plásticos, además de haber sido parte de la muestra “Atlas Evita” en el Museo Evita de Buenos Aires, un momento muy importante en su trayectoria. “Esta muestra reúne obras que tienen ellos y la invitaron a participar por lo que es la imagen de ella y lo que despierta a veces carismáticamente en la gente. La conocieron a través de su página y a través de la muestra que tenía en Los Toldos y fue invitada a participar junto con artistas reconocidos y con Pérez Esquivel que también expuso. Son cosas muy lindas” cuenta Gabriela.

Una de las cuestiones más importantes para Lula, cuenta su mamá, fue vencer sus propios miedos. “Lo charlamos no solamente con Lula si no con otras personas del proyecto del cual participa. La sociedad es bastante capacitista y tiene sus barreras, en todo el mundo, cada vez tenés que esforzarte más, sobre todo una persona con diversidad funcional o con discapacidad. Son las personas que más tienen que esforzarse. Pero también está esta cosa que le pasaba a Lula por la forma de ser de ella, de autolimitarse. En definitiva también tuvo que vencer sus propios temores”.

Lula participa activamente del Programa Puentes Culturales, proyecto que circula por distintas localidades de la Provincia que comenzó durante 2022 y convoca a artistas variados, jóvenes con discapacidades funcionales que encontraron, como ella, una hermosa posibilidad de expresión, de visibilización y de integración.

“El grupo del que estoy participando se llama Puentes Culturales, un proyecto que empezó naciendo desde la Provincia de Buenos Aires, desde Cultura de la Provincia” explica Lula.

Gabriela agrega que “hay un joven que dibuja y otro que canta, otros que actúa en un grupo de clown, otro que es escultor. El proyecto está llevado adelante por el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires y tiende a visibilizar a los jóvenes con discapacidad y también desde su fundación hace que la cultura sea accesible. Que las personas con discapacidad tengan acceso a los museos a los teatros, por ejemplo implementando funciones distendidas para aquellos jóvenes que padecen autismo”.

Gabriela entiende que este proyecto y el contexto son valorables porque “la presentación de ellos sirve para una mayor concientización en la sociedad, ver qué es lo que ellos pueden aportar a la cultura, porque todos somos diversos y parte integral de la cultura”.

Explica que respecto al rol de la sociedad sobre quienes padecen alguna discapacidad solo se trata de “cambiar un poco la mirada. La mirada en general de las sociedades es ´ay que lindo, que divino´ y hasta ahí. La inclusión verdadera tiene que ser en todas las áreas. La verdadera inclusión es la integración” afirma y resalta la situación de Lula como un buen ejemplo para entender su punto de vista. “Ahora está integrada a una muestra donde hay renombrados artistas convencionales si queremos llamarlos así. No que haya una muestra exclusiva para ellos, sino en el hecho de poder compartir, ser parte real e integral de la sociedad”.

Durante su participación en Los Toldos, Lula leyó su autobiografía, sin dudas una llamada a todos aquellos que tienen mucho para dar y para crecer y aun no tuvieron la posibilidad de hacerlo.  Gabriela piensa en los demás y dice  “hay tantos jóvenes como Lula en nuestro país que se quedan en su casa dibujando solos dentro de las cuatro paredes  y a veces no está la posibilidad ni se dan las condiciones en las distintas ciudades para explotar eso en ellos. Que toda la sociedad conozca lo que ellos hacen”.

Sobre la importancia del acceso a este tipo de actividades cuenta que “Terapéuticamente ella antes no podía agarrar un pincel. Para agarrar un cubierto o un pincel necesitaba adaptadores, por problemas de motricidad y sin embargo hoy en día Lula trabaja absolutamente cualquier tipo de herramienta sin ninguna necesidad de adaptación de por medio. Entonces venció eso, esta cosa de yo no puedo porque se me caen de la mano o porque no voy a poder. La pintura provocó eso en ella. Un avance terapéutico importantísimo”, explica. Lula cuenta que “hacer esa disciplina terapéutico ventajosa nos sirte tanto a mí como a las demás personas con diversidad o a cualquier otra persona”.

Representante de Chivilcoy

Gabriela cuenta que donde va Lula es presentada como la representante de Chivilcoy. “Hace diez años que vivimos en Chivilcoy. Hemos recorrido la Provincia, vivimos muchos años en CABA y elegimos a Chivilcoy por el hecho de llevar otra calidad de vida. Es una ciudad donde todo es mucho más relajado, encontrás un trato distinto, más tranquilo. Para Lula también, buscábamos un lugar en un ámbito más natural, queríamos algo más cerca de la naturaleza”.

Lula es ejemplo también en nuestra ciudad, en la que realizó una charla para las personas que asisten al CEFI, a quienes convocó a “que persigan sus propios sueños, sea cual sea”. Como mensaje final, Lula elije compartir lo positivo de su experiencia y anima a los demás a “que también puedan soltarse y sacar todo lo que tienen adentro, volcarlo a través de la pintura en la tela, sobre las imágenes o sobre lo que cada uno elija”.