En qué consiste el proyecto de ley de Alonso que será clave para el futuro del calzado

0
165

La diputada nacional Constanza Alonso trabaja en un importante proyecto de ley que permitirá el impulso de la industria del calzado en la República Argentina inspirada en la experiencia vivida en Chivilcoy, primero con lo que fue Paquetá y luego con la apertura de Bicontinentar. Esta iniciativa se viene articulando con la Cámara de la Industria del Calzado a nivel nacional, el gremio Uticra, más el acompañamiento del Ministerio de Producción de la provincia de Buenos Aires y el fuerte respaldo brindado el pasado jueves por el secretario de Industria y Desarrollo Productivo de la Nación, José Ignacio de Mendiguren, en la reunión que se mantuvo en las dependencias de ese organismo.

Tras este encuentro, que fue calificado como altamente positivo por el consenso alcanzado por todos estos actores, la diputada chivilcoyana señaló que con esta iniciativa “queremos fomentar la producción en este rubro, en todas sus variantes, protegiendo el trabajo, incentivando al empleo y brindando herramientas por parte del Estado para que perduren en el tiempo independientemente del gobierno de turno”.

En este sentido, Coty Alonso explicó que la ley prevé incentivos para quienes quieran producir insumos que hoy en día se importan, lo que generaría el crecimiento y, a la vez, avanzar en la sustitución de importaciones. Asimismo, aplicar beneficios para quienes exporten ese tipo de insumos o el calzado terminado.

En tanto, remarcó que “llegamos a este proyecto de ley en el marco del consenso con los actores del sector de la industria del calzado. Hemos puesto el proyecto a disposición del Ministerio de Economía de la Nación, a través de la Secretaría de Industria; del Ministerio de Producción bonaerense; la CIC (Cámara de la Industria del Calzado); el Gremio (UTICRA ), que a la vez han intervenido para mejorarlo, cosa que ha ocurrido desde que surgió esta iniciativa. Del debate y los distintos encuentros que hemos tenido, surgieron mejoras, para terminar en un proyecto representativo y beneficioso para todo el sector”.

Con esta ley se buscará “establecer un amparo para los empresarios y trabajadores, para que su actividad no dependa de la subjetividad del gobierno de turno como nos pasó en 2018 donde, por ejemplo, sufrimos el cierre de Paquetá y Chivilcoy se convirtió en la 5ta ciudad con más desocupación de la Argentina. Para tomar una dimensión de la importancia que tiene la industria del calzado, tanto en nuestra ciudad como en la Argentina, entre 2015 y 2019 se pulverizaron 12.000 puestos de trabajo en todo el país como consecuencia de la apertura indiscriminada de las importaciones”.

Asimismo, remarcó que “tras este proyecto se hilvana una gigantesca geografía federal del calzado, que recorre de punta a punta el país. Este proyecto estimula el crecimiento industrial de Misiones,  con su planta de El Dorado, La Rioja y Catamarca con los corredores de calzado que históricamente se anclaron allí, el gran Córdoba, el sur de la provincia de Santa Fe, La Pampa, y desde luego a la provincia de Buenos Aires, principal actor del calzado de la República Argentina, donde no sólo es Chivilcoy, sino también Coronel Suárez, las Flores, Saladillo y toda el área metropolitana de Buenos Aires, con la Matanza, capital Nacional del Calzado a la cabeza”.

La legisladora nacional enumeró luego los cuatro ejes fundamentales del proyecto: “beneficios fiscales para alentar la progresiva sustitución de importaciones de gran cantidad de insumos que hoy se necesitan para confeccionar el calzado, incentivar la producción de esos insumos en la República Argentina; la incorporación al trabajo registrado del personal que aún no se encuentre en esa situación y por último y no menos importante, el etiquetado del calzado con fecha de su confección, entre otros datos, para que el comprador de ese producto, pueda encontrarlo a menor precio, en la sección de saldos u outlet”.

Para finalizar, Constanza Alonso invitó a “transitar un camino de expansión de la industria nacional, en el contexto de un país que necesita urgentemente garantizar mejores condiciones de vida a todos aquellos hombres y mujeres que, estamos convencidos, merecen un futuro de inclusión social ciudadana, y eso se consigue con mayores posibilidades de crecimiento y de trabajo”.