Entraron por el patio de su casa y le robaron ahorros por 700 mil pesos

0
620

Un nuevo robo tuvo lugar en las primeras horas del lunes, cuando ingresaron a un domicilio en calle Pascual Contursi 180 por la parte trasera de la casa, de donde sustrajeron los ahorros de los propietarios de la vivienda por 700 mil pesos, en momentos en que los mismos no se encontraban presentes.

Una de las damnificadas por el robo, Stella Maris Nicola contó con mucha angustia a Chivilcoy al día cómo fue la secuencia que vivieron: “Salimos cerca de las diez de la noche del domingo y volvimos a la una de la mañana y vimos la luz de afuera apagada. Mi marido (Pablo Gentile) entró por el portón que hay al lado de la casa y yo entré y me acerqué a la puerta de atrás, porque me pareció verla rota. Ahí ví que estaba doblada, le habían metido una barreta que encontramos, porque tiene hasta rejas. Le avisé a mi marido y le digo nos robaron. Cuando empiezo a mirar estaba todo más o menos normal, en una de las piezas un poco revueltos los placares, pero cuando voy a mi habitación, habían roto la puerta del placard y habían revuelto también las mesas de luz. Yo tenía una mochila con mis ahorros para el cumpleaños de mi hija por una herencia que había cobrado. Se llevaron la plata y dejaron la mochila vacía”.

En tal sentido, contó junto a su nieta, que no les habían sustraído ninguna otra cosa, ni siquiera electrodomésticos u otros objetos semejantes, aunque contaron que les quedó una gran angustia por la situación: “Me quedé helada, pero a la noche no pude dormir. Yo tengo una hija discapacitada a la que me dedico completamente, imaginate si me agarran con mi hija. Me duele además por la situación que estamos viviendo. Yo tengo miedo, soy una persona mayor, vivo para mi hija. Soñé que se me aparecía alguien para robarme y reaccioné para defenderme y recién cuando me desperté me di cuenta de que no había nadie”.

Además comentó que “el sábado también habíamos salido a la noche y cuando llegamos había alguien en la esquina y noté que hizo como un silbido y lo entendí como una señal a otra persona. Quizás esa noche querían entrar y no entraron porque llegamos nosotros, es lo que yo pienso después de lo que pasó”.

En cuanto a la investigación en curso, explicó que “Anoche vino la policía y tomó huellas digitales adentro de la casa. Hoy llevamos una barreta, un fierro que estaba tirado atrás y que doblaron para forzar la puerta, del que también ya tomaron las huellas. Están intentando recolectar imágenes de cámaras cercanas, aunque no sabemos si van a encontrar algo. Nosotros estamos viviendo una situación difícil, esto me angustia mucho. Pensábamos celebrarle el cumpleaños a mi hija que cumplió 15 años durante la pandemia”.