Ministro de Hábitat provincial: en Chivilcoy “el municipio no nos presentó ningún terreno”

0
165

En el día de ayer el Ministro de Hábitat y Desarrollo Urbano de la provincia de Buenos Aires, Agustín Simone, dialogó con un programa de radio de nuestra ciudad en el que informó acerca de los proyectos inmobiliarios públicos y para sorteo que se vienen llevando adelante en distintos puntos de la provincia de forma conjunta con los municipios y comentó sobre el caso de Chivilcoy que “el municipio no nos presentó ningún terreno” para poder llevar a cabo un proyecto en nuestra ciudad.

Agregó en tal sentido, que si bien habló con el Intendente en 2021 y este le aseguró que “nos iba a acercar unos terrenos, la verdad es que esto nunca ocurrió” y expresó que “la predisposición de la provincia es absoluta. Tenemos el presupuesto para hacerlo, una ciudad como Chivilcoy debería entregar por lo menos 100 viviendas por año. De nuestra parte la predisposición es absoluta para hacerlo”.

Además, afirmó que están “a la espera” aunque nunca tuvieron novedades y que aquí solamente pudieron entregar 36 viviendas en 2021 que fueron hechas por una cooperativa, “una modalidad que tenemos sobre todo donde no hay terrenos municipales” aunque explicó que “lo ideal y más masivo y que nos permitiría construir la cantidad de viviendas que proyectamos en otros lugares, es contar con terrenos que consiga el municipio”.

Al respecto, detalló que “hay dos formas” en las que los municipios pueden conseguir dichos terrenos por la ley de hábitat, que obviamente de forma previa “ tienen que gestionar. Municipios como Carmen de Areco o Alberti constituyeron un banco de tierras vía ley de hábitat. Cuando hay desarrollos privados un porcentaje queda para el banco de tierras, para los desarrollos públicos y el municipio también compra tierras. Una vez que el municipio tiene la tierra por alguna de estas dos vías, nos manda los lotes, se arma un proyecto de acuerdo a la normativa municipal, de lo que se puede construir en altura o viviendo particular unifamiliar o multifamiliar, se hace el planteo de cuántas casas se pueden construir en el terreno disponible y se construyen”.

Contó que una vez disponibles estas construcciones “Nosotros abrimos un registro, la gente se anota, a partir de ahí se ven las situaciones de vulnerabilidad que tienen prioridad y el resto de las viviendas se sortea”.

Como ejemplo de un plan de este tipo, señaló que una vez que se conoce el costo de la construcción, “se arma en un plan a 20 años con cuotas que para darte una idea están hoy alrededor de 30 mil pesos por mes” a 20 años y es como una hipoteca lo que hacemos en el instituto”

“Es un sistema que funciona perfectamente porque el Instituto al no tener ningún tipo de lucro ni ningún margen de intermediación financiera como puede tener un banco, cobra directamente lo que le salió la casa” y con dichos fondos “construye más viviendas”, expresó.

Respecto al valor de la cuota, comentó que “Esa es la ventaja de lo que hacemos desde el instituto, también lo hace Nación, nosotros tenemos casas con fondos provinciales, que es inédito, es la primera vez que la provincia invierte tanto dinero propio en hacer casas y además tenemos las casas con fondos nacionales”.